fbpx

Guía para trabajar desde casa y no morir en el intento (II)

Continuamos con los tips para trabajar desde casa y no morir en el intento, que parece que esto de seguir en nuestros hogares se alarga y ya cada vez cuesta más. Como dijimos en la primera parte, el objetivo de estos ejercicios es crear mecanismos que ayuden a nuestra mente a entrar en “modo oficina”. Así que vamos a por los siguientes tips. Recuerda que si quieres, puedes descargarte la guía copmleta totalmente gratis aquí.

 

5.Reúnete por las mañanas

Existe un elemento común en toda vida de un teletrabajador y son las reuniones telefónicas/videoconferencias.

Normalmente si trabajas desde casa y las reuniones dependen de otros, no tendrás mucha opción de decisión sobre cómo y cuándo serán dichas reuniones. Pero si tienes opción, reúnete por las mañanas a primera hora.

Al tener esas reuniones por la mañana conseguirás tres cosas muy importantes:

Organizarte el día desde el día anterior y empezar desde por la mañana con las claras. Posiblemente tengas que prepararte la reunión antes de tenerla, pues si la tienes a primera hora, te obligarás a realizar esa organización desde la tarde anterior y arrancar el día será mucho más llevadero e irás directamente lo importante.

Levantarte con mayor facilidad y entrar en el modo oficina mejor. Si te obligas a tener una reunión por la mañana, tendrás que, or un lado estar a tiempo, y por otro, estar presentable. Así tendrás que sí o sí cumplir con el tipo nº2 de esta guía.

Sentirte mejor. Existe una gran satisfacción por el deber cumplido, ¿verdad? Pues empezar el día con esa sensación da muchísima fuerza para cumplir con el resto de temas.

Para tener una vídeoconferencia, te recomiendo, además, que sigas una serie de pautas:

Si has podido montarte tu oficina en un cuarto apartado en tu casa, cierra la puerta. Sino, busca un lugar silencioso y en el que no haya gente pasando de fondo, en la medida de lo posible. Hay muchos memes de personas haciendo vídeoconferencias con sus hijos por detrás, y supongo que, aunque sea divertido verlo, vivirlo es diferente.

Si lo necesitas, usa auriculares. Así evitarás que las personas de tu reunión se enteren de lo que está pasando en tu casa y tú podrás oír mejor lo que te dicen en la reunión.

Cuida lo que tienes detrás de ti. Tu “fondo” es importante. Una reunión de trabajo, por mucho que estemos en casa, no deja de ser una ocasión laboral, y tener de fondo tu foto de bebé en la playa o de tu abuela en su 80 cumpleaños, no es muy profesional. Son detalles que nosotros, al ser nuestro entorno de siempre, no nos llama la atención, pero al que está al otro lado, que nunca ha visto cómo es tu casa, puede llamarle mucho la atención.

Lo bueno que tiene una vídeoconferencia es que suelen ser más ejecutivas que las presenciales, así que podrás liquidar temas con mayor facilidad.

7. Que los fines de semana sean para descansar (en serio) 

Una de las reglas de oro del trabajo desde casa es esta: prohibida la actividad laboral el fin de semana. Los momentos de descanso son importantes y tienen su sentido.

“Pero si yo he trabajado en casa mil veces los fines de semana, ¡qué tontería!” Quizás se te ha cruzado un pensamiento parecido al leer este consejo. Y tienes razón, todos hemos trabajado desde casa los fines de semana más de una vez y no nos ha pasado nada la semana siguiente. Pero la diferencia es que en esos casos nuestro lugar de trabajo era otro. Ahora la oficina y el hogar se han convertido en un misma realidad y es necesario hacer que se diferencien.

Cuando llegamos un viernes a casa normal, podemos estar pendientes del móvil del trabajo, incluso responder mails, pero no dejamos de estar en casa. Mentalmente es muy poderosa esta diferenciación, tanto para desconectar como para conectar. Cuando llegamos el lunes a la oficina un lunes cualquiera, sin darnos cuenta estamos mentalizándonos de que estamos en un entorno de trabajo. Todo ayuda: el ambiente general, las personas que nos rodean, el propio edificio, etc. Cuando trabajas desde casa eso no ocurre, y hay que crearlo. Por eso, para lograr ese ambiente, es necesario ser lo más radical posible a la hora de diferenciar el momento de trabajo del de descanso, ya que el ambiente y el lugar no lo podemos modificar.

No se trata solamente procurar un buen descanso y desconectar para poder ser más productivo, sino de enfatizar y ayudarnos a entrar más en el modo trabajo. La productividad, en cuanto somos capaces de respetar este tema, se dispara. Son herramientas para ayudarnos a trabajar mejor cuando toca trabajar.

7. Ponte objetivos y Prémiate 

Probablemente ya practiques el ponerte objetivos cada día, y sino, es una maravilla. Cuando tienes una lista de quehaceres eterna se puede hacer muy cuesta arriba y acabamos procrastinando.

Ponerse una lista de objetivos cuando trabajas desde casa es imprescindible. Una vez más, se nos puede atragantar el no estar en un ambiente que nos ayude. Por lo tanto, es importante reconocer qué tareas son importantes y cuáles pueden esperar un poco.

Cada mañana haz tu lista, cada persona tendrá su propia metodología de trabajo diferente, pero al final todos acabamos teniendo un elenco de tareas que tenemos que realizar cada día. Identificarás en seguida la prioridad de cada una.

Normalmente existen temas en nuestra larga lista de “deberes” que nos divierten más que otros, y casi siempre suelen ser más importantes o urgentes los más tediosos. Hay un método que puede servirte para poder afrontar esa lista.

Haz tecántante por una más tarea tediosa e importante, y luego prémiate. El premio puede ser cualquier pequeño capricho que se te ocurra y que no ocupe mucho tiempo: un dulce, responder al chat de los amigos, etc . Y luego, haz una tarea más divertida. Después repita el proceso. Verás cómo te acabarás quitando más temas pesados de los que pensabas que ibas a hacer.

Y por supuesto, si al final del día has cumplido con todos tus objetivos (hay que ser realista a la hora de plantearlos cada mañana), permítete un capricho mayor: una cerveza (o dos), un baño, una partida de un videojuego u otro capítulo más de tu serie del momento.

that dream was planted in you heart for a reason

8. Respeta los tiempos de descanso

En consejos anteriores hemos hecho énfasis en la importancia de los horarios y de respetar las zonas de trabajo. De la misma manera que cuidar del descanso durante el fin de semana, es importante tener un par de descansos a lo largo de la jornada laboral en casa.

Cuando teletrabajamos las horas se pasan de manera diferente. Se mezclan y dejamos de saber con exactitud cómo pasa el día. Cuando tenemos mucha carga de trabajo podemos agobiarnos incluso más estando en casa. 

Nos podemos tomar un descanso de 10-15 minutos por la mañana y otro igual después de comer, si estamos con mucho tema urgente, pero deberíamos poder contar con al menos algo.

Los parones sirven no sólo para que nuestra mente descanse un poco y podamos seguir con más fuerza, sino para ordenarnos. El principal problema que nos encontramos a la hora de teletrabajar es precisamente la falta de orden. Las empresas cuentan con estructuras que ayudan y fomentan el trabajo y la productividad. Por eso es importante buscar mecanismos que nos faciliten el orden.

Trabajar, parar, trabajar, comer, trabajar, parar, trabajar, terminar. De esta manera ayudamos a nuestro cerebro a que se ponga las pilas cuando se las tiene que poner porque descansa cuando tiene que descansar. La cabeza hay que entrenarla también, igual que un músculo.

Te recomiendo que pares y ya que estás en casa, tómate un café con tu pareja, juega 10 minutos con tus hijos, queda con tu compañer@ de piso para parar a la vez y hacéis un descanso en conjunto, etc. Ya verás cómo te ayuda a concentrarte mejor.

En el siguiente post publicaré los siguientes tips, para aligerar un poco la lectura, y tampoco hay prisa, ¿verdad?

¡Espero que te sirvan! Y recuerda que puedes descargarte la guía gratuita a través del siguiente enlace:

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Tips de teletrabajo (III) | Andesany - […] tips para trabajar desde casa y no morir en el intento. Como ya hemos dejado claro en la primera…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Al suscribirte, estás aceptando nuestra política de privacidad

Sigue nuestro camino en redes sociales

¿Quieres trabajar con nosotros o tienes alguna duda?

 based in Madrid

copyright Andesany. All rights reserved

¿Quieres trabajar con nosotros o tienes alguna duda?

 based in Madrid, Spain

copyright Andesany. All rights reserved