fbpx

10 cosas que debe tener tu web sí o también

Un proyecto web es un mundo. Son miles de variables las que hay que valorar y puede que se nos haga cuesta arriba muchas veces, ya sea porque lo planteamos nosotros mismos desde el inicio o porque hemos contratado a alguien y no sabemos ni por dónde empezar. Si alguna vez te has propuesto crear un sitio web o encargárselo a un/a diseñador/a, probablemente te suene esto: mirar por pinterest páginas web que te gustan, ver lo que hacen otras marcas a las que admiras, etc. Pero luego plasmarlo a tu sitio web no es tan fácil, ¿verdad?

 

Es normal, nos pasa a todos. Por eso, a raíz de mucho tropiezo y muchas (muchas) webs, hemos dado con un ABC básico del cual partir. Elementos mínimos que todo sitio web debería tener. Y como el saber es de todos, te los compartimos aquí para que los implementes en tu web (si no lo has hecho ya) o se los pidas a tu diseñador/a cuando empecéis a trabajar.

 

1. OBJETIVOS CLAROS

Siempre empezamos por lo que parece de perogrullo, pero que al final nunca es tan obvio. Nos hemos encontrado infinidad de veces con casos de personas que no sabían ni para qué querían una web. ¿Para vender productos físicos? ¿Digitales? ¿Dar información? ¿Contratar servicios? ¿Ofrecer contenido? Ese objetivo va a ser el que dé forma a todo lo demás, y debe ser resumido en 1-3 palabras. Si es un objetivo complejo de explicar, no es un objetivo.

2. Esquema previo del sitio

Es absurdo empezar a diseñar y construir una página web sin antes haber desarrollado un esquema. ¿Cuántas páginas va a haber? ¿Qué necesita mi sitio web? El esquema web debe responder al punto anterior, el cual será la guía para elaborar la estructura de nuestro sitio.

3. Propuesta de valor

El famoso término de marketing Unique Selling Proposition o USP, es fundamental en una web. Ya sabemos para qué queremos nuestra y cómo la vamos a estructurar pero, ¿saben nuestros usuarios ese objetivo? No hay nada peor que entrar en una web y no entender a qué se dedican los propietarios de ésta, o qué es lo que venden. Esta lucha la tenemos constantemente, porque “no está de moda vender” (yo, personalmente, lo aborrezco), pero una cosa es vender y otra es especificar nuestra actividad. Si nuestros usuarios no entienden a qué nos dedicamos o para qué tenemos esa web, nuestro sitio (y el esfuerzo que hemos invertido en él) no valen para nada. 

4. Candado de seguridad 

Desde hace no mucho, se ha extendido la necesidad de tener un certificado de seguridad en nuestra web. Estos certificados llamados SSL (Secure Sockets Layer) garantizan que quienes navegan por esos sitios web, lo hacen de manera más segura. Esto no quiere decir que si no tenemos el certificado, nuestra web sea peligrosa, pero corremos varios riesgos. Para empezar, perdemos credibilidad, ya que junto a nuestro a dominio aparecerá la frase “sitio web no seguro” y eso algo que no vende demasiado bien. Y luego, los grandes buscadores como Google, amonestan a las páginas web que no tienen un certificado SSL mandandolas al final de la lista en los criterios de búsqueda. Por lo tanto, si queremos estar bien posicionados en Google, necesitaremos cumplir con los requisitos de seguridad.

5. About

Tener un apartado de “acerca de” es fundamental. A día de hoy existen infinidad de páginas web fraudulentas y uno de los criterios más típicos para reconocerlas es la carencia de un apartado de biografía o en su defecto, uno poco claro y con información abstracta. No hace falta que contemos nuestra vida si no queremos, pero ofrecer información concreta sobre nosotros y nuestra actividad, nos ayudará a generar una credibilidad y sensación de profesionalidad imprescindible. Te recomendaría que añadieras además, unas buenas imágenes de tu actividad o incluso del equipo. Poner cara a las personas ayuda a crear sensación de seguridad.

6. CTA

Los llamados “Call To Action” (llamada a la acción), son elementos fundamentales en un sitio web. Partiendo del primer punto (cuál es el objetivo), debemos introducir CTAs a lo largo de toda nuestra página web. Los usuarios de internet somos cada vez más perezosos a la hora de navegar, y todo lo que nos ahorre clicks, nos va a llevar a generar las acciones concretas que quiere un sitio web. Por ejemplo, si el objetivo de tu página web es que te contraten servicios de masajes a domicilio, tendrás que introducir un botón de “contratar” en cada sección de tu página web. De esta manera, mientras el usuario navega por tu sitio, si le ha gustado tu contenido por lo que sea, podrá acceder “en caliente” a tu apartado de contratar o te contactará para pedir más información. Se puede hacer de mil maneras sutiles que no parezca que estás vendiendo, pero deben estar esos CTA en todo momento.

7. Imágenes buenas 

Cada vez más todo nos entra por los ojos, y hay pocas cosas que de menos sensación de profesionalidad que imágenes de baja calidad o sin sentido. Hacer una buena dirección creativa del tipo de imágenes que se tienen que plantear y recopilar las adecuadas, es una acción muy necesaria. Puedes tener el diseño más espectacular del mundo que, si tus fotos no valen, se pierde toda la magia. Puedes contratar a un fotógrafo profesional (muy recomendable sobre todo si vendes productos físicos) o buscarlas en un banco de imágenes. Si no conoces ninguno, te recomiendo Unsplash, un banco gratuito maravilloso. 

8. Contacto 

Evidente, ¿verdad? Pues he visto tantos sitios web que no tienen una página de contacto, que todavía me sorprende. Mucha gente opta por sólo introducir un link de correo electrónico que se abre directamente en tu gestor de mail. Esto no es algo malo, pero es poco personal y da la sensación de estar mandando fuera a tus usuarios sin más. Tener una página de contacto ayuda a convertir ventas y acciones (en el fondo, para eso sirve un sitio web). Hace más cercano a quien está al otro lado, y eso anima a que los usuarios den un paso hacia ti. Además, los buscadores como Google premian a los sitios web que cuentan con una pestaña de contacto poscionándolos mejor en los criterios de búsqueda. Y añadir un formulario de contacto anima a las personas a rellenarlo, porque muchas veces la gente no sabe muy bien cómo empezar a redactar un correo pidiendo un presupuesto o más información. Todo lo que sea ayudar a nuestros usuarios a ponerse en contacto con nosotros es siempre bienvenido, ya que sino, no tenemos otra manera de acercarnos a ellos. 

9. Textos legales 

Este es un punto aburrido pero imprescindible. Tener un sitio web implica una responsabilidad, y hay que estar a la altura. Debemos contar con un serie de apartados mínimos. Estos son la política de cookies (casi todas las páginas web del mundo, sobre todo las que usan CMS como WordPress, Squarespace, Shopify, Showit, etc. o usan Google Analytics, tienen cookies). También es importante una buena política de privacidad y datos (en la UE es casi obligatorio tener una); sin olvidar el aviso legal y unas condiciones generales de uso. Para conseguir estos textos legales existen varios servicios de asesoría online, pero siempre es más recomendable contratar a un abogado. Además, es un apartado que debe estar visible y accesible en todo momento, cualquier web que no tenga unos buenos textos legales puede llegar a tener problemas que pueden salir muy caros. Esto se da sobre todo cuando se venden productos físicos, pero también da sensación de poca seguridad el entrar en un sitio web y que no lo respalde ningún tipo de amparo legal. Recuerda que siempre que uses datos (si tienes Google Analytics ya estás recopilando datos o si has incorporado algún tipo de formulario) es imprescindible que lo avises. 

that dream was planted in you heart for a reason

10. Diseño responsive 

Nuestro último punto parece evidente también, pero no lo es tanto. A día de hoy, todavía existen miles de webs que no se adaptan a diferentes dispositivos, lo cual es increíble teniendo en cuenta que cada vez más navegamos en la inmediatez de nuestros teléfonos o a través de nuestras tablets. Una página web cambia mucho en función de cada pantalla, pero debe mantener no sólo la identidad visual, sino el discurso a lo largo de toda la web. Aquí vuelve a incidir la importancia de tener unos objetivos claros, un buen esquema del sitio y unas llamadas a una acción concreta, ya que en cada pantalla se tendrá que repetir el mismo mensaje, de manera diferente. 

Esperamos que te ayude nuestro ABC básico para construir nuestras webs. La mejor manera de elaborar cualquier proyecto es estar bien informado. Ojalá te sirvan estos consejos y acabes con la página web que tu proyecto, sea cual sea, se merece. Si hay algo que no haya quedado muy claro, puedes dejar un comentario y te responderemos con más consejos. Y por supuesto, no podía acabar este post sin decirlo, pero si quieres que te ayudemos con tu web, estaremos más que felices. Te dejamos un CTA para que nos contactes si quieres algo más de información, así ves un ejemplo en vivo 🙂

Xx, Andie

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Al suscribirte, estás aceptando nuestra política de privacidad

Sigue nuestro camino en redes sociales

¿Quieres trabajar con nosotros o tienes alguna duda?

 based in Madrid

copyright Andesany. All rights reserved

¿Quieres trabajar con nosotros o tienes alguna duda?

 based in Madrid, Spain

copyright Andesany. All rights reserved